domingo, 29 de agosto de 2010

El Conde de Montecristo..por JUD


El Conde de Montecristo es una de esas obras maestras de la literatura que no pasan de moda. Tan antigua como hermosa y con muchos mensajes que nos ayudan a pensar.
Esta novela nos cuenta la historia del joven y desgraciasdo Edmond Dantes, quien por culpa de la codicia y envidia de los que él creia sus amigos es encarcelado injustamente durante unos oscuros 14 años.
En la carcel conoce a un hombre religiosos al que todos sus carceleros creen loco por decir que dispone de una enorme riqueza.
Edmon, aun un poco incredulo decide ir en busca de dicho tesoro cuando logra escapar del Castillo de If haciendose pasar por el fallecido Abate Farias.
Regresa inmensamente rico y decidido a vengarse de todos los que le hicieron daño y se encargaron de pisotear su felicidad.
A lo largo de 2 tomos y de mas de 2.000 paginas podemos ver los cambios por los que el personaje atraviesa... pasando de ser un joven lleno de vida y porvenir, para luego ser un pobre desdichado... luego acaba siendo una especie de Angel vengador que vive por y para acabar con sus verdugos, usando su enorme riqueza para sus fines. Convirtiendose en alguien frio, meticuloso, caprichoso, calculador, refinado y culto, adema de un gran conocedor de las personas, sobre todo de sus adversarios.
Siguiendo su implacable plan, se introduce en los salones de la nobleza francesa y empieza a destruir de forma sistemática a todos los hombres que le manipularon y condenaron a prisión.
Pero en él todavia quedan buenos sentimientos y estos los demuestra con la familia Morrel, que tan bien se portaron con él y su padre mientas estaba en la carcel.
Si no han leido esta majestuosa novela los invito a que lo hagan... es algo que nadie deberia perderse y que nos deja muchas enseñanzas.

A veces se hace un tanto tediosa su lectura, ya que a veces pasan varias paginas hasta que se encuentra un dialogo. Es una novela por demas de detallada... en la que nos podemos sumergir en cada escenario, cada escena y personaje.
Llegamos a conocer muy a fondo la personalidad del protagonista y de cada personaje secundario, pero no menos importante.
Podriamos incluso acudir a cada casa, cada castillo y cada mansion sin tener perdida alguna; hasta iincluso podemos saber de memoria los cuadros que hay en cada lugar.
Es un lenguaje antiguo, en el que muchas de las palabras utilizaban estan ya estintas en nuestro vocabulario actual.

JUD

Resumen de la trama

La novela empieza con Edmond Dantès volviendo a Marsella, donde se encuentra con su familia y sus amigos. Dantés está a punto de recibir una promoción de capitán, y también a punto de casarse con una bella catalana, Mercedes.
Se revela que el anterior capitán, Leclère, que era un acérrimo defensor del ahora exiliado Emperador Napoleón I, encomendó a Dantès en su lecho de muerte que entregara un paquete al gran mariscal Maréchal Bertrand, que se encontraba exiliado en la isla de Elba. Durante su visita, habló con el propio Napoleón, que le pidió que entregara una carta confidencial a un hombre en París a el Sr. Noirtier.
Sin embargo, el inocente Dantès no se da cuenta de cómo su fortuna afecta a los que él considera sus amigos. Danglars, el jefe de cargamento que envidia la promoción de Edmond, y Fernand, que ama a Mercédès, pretenden acusar a Edmond como agente bonapartista; entonces crean una carta anónima, acusando a Edmond de Bonápartista y es arrestado el día de la boda y llevado a Villefort. Aunque Villefort se convence enseguida de la inocencia de Edmond y está a punto de dejarlo en libertad, descubre que el destinatario no es otro que su propio padre, Noirtier, un importante bonapartista. Sin embargo, el hijo ha denunciado a su padre para mejorar sus relaciones con el actual régimen realista, y un resurgimiento de las especulaciones sobre su verdadera lealtad podría dañar irrevocablemente su carrera y evitar su inminente boda con una conocida familia aristócrata. Para enterrar este secreto, Villefort envía a Edmond a pudrirse indefinidamente en el infame Castillo de If..

[editar]Salida

Durante el encarcelamiento, Dantés comienza a desesperarse. Empieza rezando a Dios por su liberación, pero sigue sufriendo año tras año, y al tiempo intenta suicidarse dejando de comer. Al fallar en su intento de suicidio, ataca a un guardia cuando va a dejarle comida, igualmente falla y lo consideran un loco y lo trasladan a una celda, para prisioneros altamente peligrosos. De nuevo intenta llegar a la inanición pero cuando esta a punto de morir, recupera la voluntad para vivir al escuchar el sonido que producía otro prisionero al cavar para conseguir escapar. Poco después se encuentra con el otro prisionero, el abate Faria, que en su intento de escapar, cavó a una dirección contraria y llegó a la celda de Edmond, con quien forma una muy buena amistad, llegándolo a considerar como su padre. Faria se convierte en su instructor en varios temas, desde la historia, las matemáticas, el lenguaje,filosofía, idiomas, y química, mientras ya juntos, cavan hacia otro lado de la celda, intentado escapar del Castillo. Como resultado de sus conversaciones con Faria, Dantés empieza a juntar las piezas de la historia que lo condenó a su penuria actual, Faria le hace ver, que la carta acusadora fue escrita con una mano izquierda y por un obvio rencor con hacia él. Edmond y Faria trabajan durante largas horas en el túnel para escapar, pero el viejo y frágil Faria no sobrevive para verlo terminado. Queda paralítico a causa de un segundo derrame cerebral (el primero le dio cuando aún se encontraba en libertad), y muere en el tercer derrame. Viéndose moribundo, Faria le confía a Dantés el escondite de un gran tesoro en la isla de Montecristo que ascendía a lo que hoy serían aproximadamente 1400 millones de dolares, él, sorprendido, al principio desconfía del abate por ser ese el tema el que le ganó su apodo de "el abate loco" por los guardias. Al morir Faria, los guardias envuelven su cuerpo en una pesada manta, a Dantés se le ocurre ocupar el lugar del cadaver de Faria, llevando el verdadero cadáver a la otra celda. Los carceleros, en lugar de enterrar el cuerpo como él suponía, lo atan una pesada bala y lo lanzan al mar por un barranco cercano.

[editar]Recompensas

Dantès, escapa de la bolsa evitando las rocas y nada hasta una isla desierta donde pasa una noche tormentosa. Al día siguiente ve en el mar un barco naufragado, nada hacia los restos y ve otro barco que lo recoge, y Edmond se hace pasar por un náufrago a causa de la tormenta. Hace amistad con ellos, se rasura, cambia el nombre y se dedica durante un tiempo ser pirata. Varias de las transacciones que hacían los piratas era en la Isla de Montecristo, por ser ésta, una isla desierta, y sin ninguna atracción aparente; Edmond dedica varias horas y varios viajes, a reconocer los alrededores de la isla, aún dudando de lo que su viejo amigo le dijera.
Un día, en la Isla de Montecristo, va a cazar un animal para comer y pretende caerse de las rocas, sus compañeros lo ayudan a moverse, pero el alega que esta realmente lastimado, y que no se puede mover, pide que lo dejen morir y sus compañeros lo dejan ahí. Una vez que Edmond pierde el barco de vista, se pone en pie y comienza la búsqueda del tesoro.
Tiempo después, habiendo ocupado parte de la fortuna en hacerse de un nombre, investigaciones, y más dinero. Regresa a la ciudad de Marsella para retomar contacto con sus seres queridos, pero sólo halla desesperación. Tomando distintas personalidades, desde un abate italiano a un banquero inglés, Edmond Dantès puede confirmar sus sospechas a través de Caderousse, (un antiguo vecino que fue complice de Danglars y Fernando), al que visita disfrazado de abate, fingiendo cumplir el último deseo de Edmond. De su antiguo vecino descubre que todos los que le traicionaron han triunfado en la vida; Fernand se ha convertido en un conde y par de Francia, Danglars en un barón y en el banquero más rico de París, y Villefort en la personificación de la justicia parisina como Procureur du Roi (Procurador del Rey, es decir el Fiscal del Reino o Fiscal General del Estado). Aún más, Fernand se ha casado con Mercédès y tienen un hijo, Albert.
Mientras tanto, los amigos de Edmond han sufrido en manos del destino. Al principio de la novela, Julien Morrel es el rico y amigable propietario de un negocio naval en alza. Pero durante el encarcelamiento de Edmond, Morrel sufrió una trágica serie de desventuras, entre ellas el hundimiento de su barco Faraón, y en el momento en el que Edmond regresa a Marsella no tienen nada más que a sus dos hijos, Julie y Maximilian, y unos cuantos criados leales. La compañía está al borde de la bancarrota, y Morrel piensa en suicidarse. Al descubrir esto, Dantès restituye anónimamente la fortuna de Morrel y un nuevo Faraón justo a tiempo, bajo el seudónimo de «Simbad el Marino».

[editar]Venganza

Treinta años después de su viaje a Marsella, Dantes empieza su búsqueda de venganza disfrazándose con el nombre de "Conde de Montecristo".
Manipula a Danglars para que le dé un «crédito ilimitado» de seis millones de francos, y manipula la bolsa para destruir la fortuna de Danglars, cobrando los seis millones sólo cuando Danglars está al borde de la bancarrota y forzándole a huir a Italia.
Montecristo tiene una esclava griega, Haydée, cuya familia y hogar en Janina fueron destruidos por Fernand, que traiciona a Alí el padre de Haydée entregándolo a sus enemigos y causándole la muerte y la de su madre, cuando acababa de venderlas a un comprador de esclavos. Montecristo compra a Haydée tiempo después, cuando ella tenía 13 años, 9 años después de aquel hecho que aún recordaba la joven mujer. Montecristo manipula a Danglars para que investigue el suceso, que es publicado en un periódico.
La familia de Villefort está dividida. Valentine, la hija que tuvo con su primera esposa Renée, va a heredar toda la fortuna de la familia, pero su segunda esposa, Héloïse, pretende reclamar la fortuna para su hijo Édouard. Montecristo conoce las intenciones de Héloïse y, de forma aparentemente inocente, le proporciona una toxina capaz de curar a una persona con una gota, y de matarla con una sobredosis. Heloise mata a Barrois, un sirviente de la casa, tratando de asesinar al señor Noirtier; a los Saint-Méran, suegros de Villefort, e intenta asesinar también a Valentine.

[editar]Redención

Sin embargo, las cosas son más complicadas de lo que Dantès anticipó. Sus esfuerzos para destruir a sus enemigos y proteger a los pocos que le defendieron se entremezclan horriblemente. Maximilien Morrel se enamora de Valentine de Villefort, y Dantès los ayuda a fugarse juntos fingiendo la muerte de la joven. Al verse descubierta por su esposo, Héloïse envenena al pequeño Édouard y se suicida ella también. Todo esto hace que Dantès se cuestione su papel como agente de la venganza de Dios.
Viendo que su ira se iba extendiendo lentamente más allá de lo que él pretendía, Dantès cancela el resto de su plan y toma medidas para equilibrar las cosas. Aunque la venganza sobre sus enemigos no está completa del todo, deja en libertad a Danglars, no sin antes secuestrarlo en Roma gracias a su amigo Luigi Vampa, el bandido más temido de Italia, y haciéndole pasar hambre y cobrándole casi todo el resto de su fortuna por restos de comida, y finalmente le revela su verdadera identidad en la cima de su agonía. También indemniza a los que quedaron envueltos en el caos resultante, aplicándose así también sus propios criterios de justicia. En el proceso, se conforma con su propia humanidad y es capaz de encontrar cierto perdón para sus enemigos y para sí mismo. Al final escapa, posiblemente hacia Grecia, con Haydée, de quien se enamora.

[editar]Relación con la realidad

Jean-Paul Bendit, Conde de Montecristo (1751-1785) fue un noble francés que, en 1789, defendió los principios de la Revolución. Colaboró notablemente en la redacción de la Constitución de 1791, y fue detenido en 1792 acusado de traición. Al no encontrarse pruebas, fue puesto en libertad y asesinado posteriormente con ácido sulfúrico bajo el pretexto de una limpieza bucal, un método frecuente en la época, de lo que se deduce que él no intentó escapar de la muerte.

1 comentario:

  1. Hola Jud ! la verdad no lo he leído pero si he visto la película y me gusto mucho a si que no me vendría nada mal leerlo para también recordarlo un poco ya que hace tiempo que la vi.un gran saludo ^ ^

    ResponderEliminar

Dejanos tu comentario para que sepamos que te parece lo que escribimos